Sobre mi

Una vida dedicada a la medicina y a la meditación

Desde hace más de 40 años me acompaña esta inquietud por descubrir los misterios de la vida. Primero me gradué de médico en Argentina. Con el tiempo sentí la necesidad de prevenir las enfermedades y no solamente calmar los síntomas, como sucede en la mayoría de los tratamientos de la medicina en general. Así que en lugar de especializarme como cirujano decidí dedicarme a la Medicina Naturista que me convenció con su enfoque sabio, natural y preventivo y su confianza en la inteligencia de nuestro cuerpo (y sigo convencido de ella). Son recursos que el ser humano siempre ha tenido, la maravillosa capacidad del organismo para mantener y también para recuperar su salud.  Quiero destacar la práctica de la desintoxicación como tratamiento natural muy beneficioso que debería ser incorporado en la vida de todas las personas (Detox Cuerpo Mente).

Me vine a España hace 20 años para ir un paso más allá: del cuerpo físico al mundo emocional. Trabajaba entonces como médico y como facilitador de Biodanza, un método muy especial para abrirnos a nuestras emociones y sensaciones y también al momento presente.

Mi búsqueda espiritual acompañaba todo este proceso en paralelo. Fue al inicio con textos de Krishnamurti que llamaron mi atención cuando apenas tenía 20 años, luego practicaba Yoga y Tai-Chi.

Con el tiempo la meditación budista me acercó a comprender la existencia de una Conciencia que “Lo Es Todo”. Practicando Vipassana lograba pequeñas experiencias de Silencio que me fueron despertando al Ser que somos, pero sin poder permanecer aún en él. No fue hasta que conocí la Meditación Advaita, en la presencia de un maestro hindú, que la sensación de Ser se manifestó de forma más estable y cada vez con menos interferencias, experimentando una paz que permanecía a pesar de los pensamientos y sensaciones que llamaban mi atención.

Esta es la práctica que enseño – acompañado y asistido por mi pareja Bea – para facilitar el llamado “despertar”. El Advaita es una vía directa al Ser que somos y que llamamos Conciencia. Al descubrirlo vemos que siempre estuvo, que siempre fuimos y somos Eso.

Por cierto, otro apunte personal: la mayoría de las fotos que veis en esta web, las hice yo mismo. Muchas reflejan momentos en la naturaleza, nuestra gran amiga y maestra, que sin ser consciente de ello, vive esa unidad a la que nosotros queremos volver.